Catedral de Málaga

Gerardo Diego

Naciste de la pura geometría,

blanca en la mente azul delineante,

y eres proyecto siempre, alzado instante,

espuma puesta en pie, cuajada y fría,

mas tan real de piedra y teología

que se me van los ojos al bramante

incorruptible, a la plomada amante

de que Dios más que nada se gloría.

Clarividencia de arcos y de claves

visitada por ángeles bautistas,

aula que a fe me mueves y descalzas,

roca y cristal de sal, rada de naves

tu alumno quiero ser si a ti me alzas,

en vuelo anclado palpitando aristas.