‘Tres momentos del parque de Málaga. Los niños triunfan’ Fragmento

José Moreno Villa

Atardece. Las mangas de riego culebrean

sus chorros diamantinos. Reverdece el jardín.

Es hora familiar. Las amas cuchichean.

De cada mata surge riendo un querubín.

Fray Angélico hubiera pintado estos rosales;

Murillo estos pañales

y esta cara de virgen andaluza y gitana.

(Un coche fugitivo lleva una flor pagana,

que encandila los ojos de los hombres formales).